¿Por qué es necesario usar más de dos decimales en los precios?

decimales-en-precios

Desde pequeños, en el colegio primero y luego en el instituto, siempre hemos escuchado que cuantos más decimales usemos en nuestros cálculos más exacto será el resultado. Bien, pues esa máxima debemos aplicarla también a la hora de calcular el total de una venta. Por eso, en SimplyGest, siempre hemos insistido en la necesidad de usar tres o más decimales en los precios.

Para comprobarlo vamos a realizar un ejemplo sencillo con varios programas de facturación del mercado. Vamos a vender 10 unidades de un producto cuyo PVP es 1,00€. Damos por hecho que el resultado será 10, pero ahora veremos como no siempre es así.

Antes de continuar debemos aclarar que si usamos 3 decimales, para obtener un PVP de 1,00€, el precio de venta sin IVA tendría que ser 0,826. Hagamos cálculos:

El 21% de 0,826 es exactamente 0,173. Si sumamos 0,173 al precio sin IVA (0,826) obtenemos un PVP de 0,999. Con el redondeo del tercer decimal, el precio final sería 1,00€.

El problema surge cuando el precio de venta sin IVA que tomamos de partida es inexacto o está redondeado al alza o a la baja. Si usamos solo dos decimales lo lógico sería redondear al alza el tercer decimal del campo precio sin IVA, es decir, pasar de 0,826 a 0,83. Si realizamos los cálculos de IVA sobre ese precio obtendremos una cuota de IVA de 0,17 que sumado a 0,83 nos da 1,00. Hasta aquí todo bien. Veamos ahora qué ocurre si vendemos 10 unidades de ese producto. Comenzaremos la prueba usando un conocido software en la nube.

Los cálculos realizados son los siguientes: 10 (unidades vendidas) a 0,83 nos dan una base imponible de 8,30. La cuota de IVA, o lo que es lo mismo, el 21% de 8,30 es 1,74. Si sumamos la base imponible y la cuota nos da un total de 10,04. En vez de 10€ exactos.

Algo similar ocurre al realizar las pruebas con otro programa, en esta ocasión, un software de escritorio….

Otro ejemplo con otro conocido software en la nube…

Por el contrario, si usamos una aplicación como SimplyGest, que sí nos permite personalizar el número de decimales a usar, o que simplemente por defecto usa más de dos decimales en los precios, podremos realizar cálculos totalmente exactos, que nos evitará tener que dar extrañas explicaciones a nuestros clientes sobre por qué si vendemos 10 unidades de un artículo, cuyo PVP es 10€, le vamos a cobrar 10,04€ o 9,99€.

Más información en…