¿Cómo reparar una base de datos dañada?

Una base de datos es en realidad un conjunto de archivos donde se almacena información, y como archivos que son, éstos pueden resultar dañados físicamente, causando pérdida de meses e incluso años de trabajo e información.

Son muchos los factores que pueden hacer que se dañe una base de datos, y la mayoría tienen su origen en algún aspecto externo a la misma, como pueden ser desconexiones del servidor (cuando trabajamos en RED), el equipo se apaga sin antes haber cerrado la aplicación, errores en sectores del disco duro, problemas relacionados con virus, troyanos…, el uso inadecuado o incorrecto de la aplicación o de sus archivos, etc…

SimplyGest dispone de una utilidad que se encarga de detectar y reparar posibles daños en la base de datos en una serie de sencillos pasos, así como comprobar la integridad de los archivos, optimizarlos, etc…
El Reparador de Datos de SimplyGest

1º) Abrir el Reparador de Datos. La utilidad “Reparador y Copias de Seguridad” puede estar en el escritorio como acceso directo, ya que cuando instalamos el programa nos dará la opción de crearlo.
En caso contrario, lo podemos encontrar en la carpeta de instalación de SimplyGest con el nombre de “sgrep.exe” o siguiendo la ruta “Inicio –> Todos los Programas –> SimplyGest –> Utilidades –> Reparador y Copias de Seguridad”.

2º) Una vez abierto el reparador tendremos que seleccionar la primera opción, “Reparar posibles daños en la Base de Datos”, la cual nos permitirá reparar y optimizar la base de datos, comprobar los archivos del programa, etc..

3º) En la siguiente ventana seleccionaremos la empresa sobre la cual deseamos realizar el proceso y opcionalmente podemos activar otras comprobaciones. Algunas de ellas son:

  • Asegurar la conversión de la Base de Datos a la última versión. Con esta opción estaremos asegurándonos de que la base de datos tiene todos los índices necesarios, que las tablas son las que corresponden y que los campos de las tablas se han añadido/eliminado correctamente después de una posible actualización.
  • Inicializar columnas, tamaño y posición de las ventanas, etc… a los valores originales. Evita descuadres en los aspectos visuales de la base de datos, las columnas que se muestran en las ventanas del programa y cómo se
    muestran, etc… Debe utilizarse si algunas ventanas se ven incorrectamente, hay columnas que no aparecen, o columnas que aparecen de más, etc…

4º) Pulsamos el botón “Reparar Datos”.

5º) Cuando termine la reparación, si hemos activado la opción “Asegurar la Conversión…”, se mostrará una ventana nueva, la cual es la correspondiente a la fase en la cual la utilidad se encargará de asegurar que la Base de Datos está actualizada y convertida a la versión correspondiente.
Simplemente pulsaremos el botón “Pulse aquí para iniciar el Proceso de Conversión” y la reparación habrá terminado.