Compatibilidad con resoluciones 4K en SimplyGest 15.3

¿Te has comprado un portátil o un monitor con una resolución de pantalla muy grande, y algunas ventanas del programa se ven mal? Te explicamos el motivo y cómo lo hemos solucionado.

Durante muchos años, las resoluciones de pantalla en los PCs se mantuvieron casi sin cambios. El único cambio importante fue pasar de la relación de aspecto 4:3 (pantallas cuadradas) a 16:9 (panorámicas), pero poco más. En cualquier caso, en aquella época (y hasta hace relativamente poco), un pixel era un pixel. Independientenemte del tamaño de pantalla.

Más tarde empezaron a llegar mejores pantallas, con mucha más resolución en menor tamaño. Debido a esto, ahora podemos tener una resolución 4K en solo 15”, cuando hace años la resolución habitual para 15” era 1024×768.

¿Qué supone esto?

Como decíamos antes, antiguamente “un pixel era un pixel”. El tamaño físico que ocupaba un pixel (un punto en la pantalla) era generalmente el mismo, sin importar el tamaño de la pantalla, porque las resoluciones antes crecían progresivamente (mayor pantalla, más pixeles).

Pero hoy en día, el tamaño físico de un pixel es mucho menor (caben más pixeles en el mismo tamaño de pantalla). Por eso podemos conseguir muchísima resolución en monitores pequeños.

Esto requeriría una explicación más detallada para que se pueda entender, pero resumiendo: imagina que la letra “A” ocupa 10 pixeles, y esos 10 pixeles equivalen en tu monitor a medio centímetro. Ahora imagina que tienes un monitor 4K, donde el tamaño de los pixeles es muy inferior: en medio centímetro caben muchos más pixeles, así que 10 pixeles en tu nuevo monitor es mucho menor que medio centímetro, así que esa letra A casi no podría leerse.

Para que esto no ocurra, Windows tiene una opción que permite cambiar el tamaño de las fuentes (antiguamente siempre era 100%). Con las nuevas resoluciones, el tamaño de las fuentes puede llegar a 250% para conseguir el mismo aspecto que en las resoluciones de antes.

¿Y cual es el problema?

El problema es que todas las aplicaciones están diseñadas para una resolución específica (generalmente la resolución del equipo que se utilice para su desarrollo). Si ejecutas esa aplicación en otro PC, con una resolución mayor o menor, se verá distinto.

Para evitar que se vea distinto (o para intentar que en ambos PCs se vea igual), hay diferentes métodos que permiten “escalar” las aplicaciones (o las películas, imágenes, etc.) para adaptarlas a cualquier resolución manteniendo el aspecto original.

Y eso es precisamente lo que hemos conseguido en la versión 15.3. Hemos hecho pruebas con resoluciones 4K en varios equipos para conseguir que el aspecto del programa, módulos, instaladores, etc. sea el “mismo” en todas las pantallas, independientemente de su tamaño y resolución.

Como contrapartida, el “Modo Elástico” de SimplyGest ya no tiene sentido, y a partir de la versión 15.3 ya no tiene efecto. La resolución, el tamaño de ventanas, de las fuentes, etc. es la que es, o la que Windows recomienda. No hay opción de “estirar” las ventanas, botones, textos, etc. para “engañar” al sistema e intentar conseguir un tamaño mayor, sino simplemente, usar el real.

Seguiremos haciendo pruebas constantemente para mejorar nuestras aplicaciones y adaptarlas a nuevas resoluciones, tamaños de pantalla, etc. que puedan afectar al uso normal del software.